• LA nueva mirada

Imagen de la Abogacía

¿Te parece que es importante que la sociedad tenga una imagen positiva de la función que cumplimos?

No hace falta acercarte una encuesta para que puedas apreciar la poca valoración que tiene la sociedad de la abogacía.

Hace décadas que nuestra profesión es atacada, directa o sutilmente, desde los medios y los distintos espacios de poder públicos y privados.

Muchas veces esos ataques son claros. Se nos presenta como “aves negras”, “caranchos”, etc. En otras oportunidades el mensaje es más sutil, minimizando la función que nuestra tarea cumple en el mantenimiento y reparación de derechos y enviando un claro mensaje a la sociedad de que el patrocinio letrado no es más que un costo innecesario.

¿Creés que todos estos mensajes tienen consecuencias en tu trabajo diario?
¿Pensás que muchas veces condicionan al cliente en la valoración de tu tarea profesional?
¿Opinás que atenta contra el reconocimiento de la labor y su apropiada retribución?

A menudo escuchamos expresiones de fastidio sobre este tema en las colas de tribunales, de los organismos, en charlas de café con colegas, en el facebook, etc. … pero parece que con estas quejas no vamos a lograr cambiar el curso de los acontecimientos.

Por eso, desde este espacio nos propusimos pasar de la queja a la acción. Creemos firmemente que no se puede seguir asistiendo con pasividad a estos mensajes que instalan en la sociedad una imagen negativa de nuestro trabajo profesional.

Desde fines del 2013 venimos dando una fuerte pelea frente a la campaña que llevó adelante ANSES en contra de nuestra actividad, que comenzó con un cartel que aconsejaba no concurrir a estudios jurídicos; estos carteles llevaban por título “no te dejes estafar ” y la campaña culminó con normas que pretendían limitar nuestro ejercicio profesional. Las justas razones de nuestro reclamo y el trabajo coordinado, tanto a nivel institucional como pluri-individual, nos permitieron tener resultados positivos en este ámbito, poniendo un freno al arbitrario accionar del organismo. Pero este es solo un pequeño ejemplo. Hay muchos más, unos más graves que otros … Esta realidad nos impulsa a hacer algo para mejorarla.

 

Te convocamos a sumar esfuerzos para -en una primera instancia- detectar y recopilar las situaciones que significan un destrato y/o una limitación a nuestro trabajo como así también los mensajes reales o simbólicos que lo desprestigian, y todas aquellas circunstancias que lesionan el ejercicio digno de nuestra profesión con el objetivo de hacer una evaluación desde las miradas diversas que nucleamos y definir democráticamente y con creatividad los cursos de acción para revertirlas.

 

TE ESPERAMOS

 

 

 

2019 #seamoselcolegio