• LA nueva mirada
Viernes, 18 Diciembre 2015

DESIGNACIONES EN LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA NACIÓN

Apenas conocida la noticia,  nos pronunciamos rechazando la designación de dos jueces para cubrir las vacantes en la Corte a través de un decreto. Rápidamente alertamos a través de las redes sociales  que no existían las condiciones de urgencia grave y sin alternativas que puedan justificar  la utilización del  mecanismo elegido. Sin adentrarnos un pronunciamiento técnico acerca de su constitucionalidad, para lo cual seguramente encontraríamos doctrina y jurisprudencia en un sentido y en otro, quisimos dejar claro que si bien la apariencia del Dto 83/15  es de legalidad porque su procedimiento está previsto en  la Constitución Nacional,  no pudo ocultar su  ilegitimidad surgida del menoscabo que produjo a las reglas de transparencia y consenso que contiene el Dto. 222/03 en el  mecanismo de designación de los altos magistrados. Obviar el mecanismo del Dto. 222 implicaba la imposibilidad de que la sociedad de conjunto conociera acabadamente a los candidatos propuestos: cómo son sus patrimonios y los de su familia, los estudios a los que pertenecen, los clientes que han atendido y en general toda información que permitiera la evaluación de incompatibilidades o conflictos de intereses. Y esta consecuencia resultaba profundamente antidemocrática. Por otra parte, sin entrar a considerar las condiciones de aptitud de ambos colegas para desempeñarse en nuestro Máximo Tribunal, también reclamamos y reafirmamos que como mínimo una de las vacantes existentes debería ser cubierta por una mujer, fuerte recomendación que está incluida también en el Dto. 222.- La representación de género quedó afectada con el lamentable fallecimiento de la Dra. Argibay y si bien pasaremos de una Corte de 7 miembros a una de 5 miembros, la actual evolución de los estándares sociales en cuanto a derechos reconocidos universalmente indican que dicha representación debe tender a la equidad. Esta exigencia ha dejado de ser una demanda sectorial   para reflejar una reivindicación de toda la sociedad tal  como lo refleja la postura activa al respecto de prestigiosos juristas y académicos y la campaña “Más mujeres, más justicia” lanzada en estos último días por la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina (AMJA) y apoyada por numerosas instituciones de la profesión. La defensa de la independencia de la Justicia y el juego armónico de los tres poderes del Estado resulta indispensable para la vigencia del estado de derecho, y ya en los primeros encuentros de #SEAMOSELCOLEGIO supimos llamar la atención sobre mecanismos que se orientaban objetivamente a vulnerarlos, como fue en su momento la ley de subrogancias.   Y esta defensa está en la base de nuestro espacio independientemente del color del gobierno de turno. La reacción de diversos sectores del arco político, de muchas instituciones de la abogacía, de l@s abogad@s en conjunto, y de la sociedad en general ha provocado una aparente reconsideración  por parte del PEN quien junto con el titular de la CSJN ha partido de reconocer que no existen las urgencias que impidieran poner en acción el mecanismo del Dto. 222 (ver comunicado de la Corte del día 16/12/15) por lo que quedamos en la expectativa de que prime el adecuado e imprescindible respeto por los mecanismos constitucionales vigentes y la búsqueda de consenso.- ‪#‎Sumate TE ESPERAMOS Tu ‪#‎OPINION‬ construye.  

2021 #seamoselcolegio